Plaza de toros de Linares Agosto de 1982 después de la cogida de de José Fuentes en la Monumental de Barcelona.

 

 

José Fuentes Sánchez

 

16 de Febrero de 1944

Nacido en Linares (Jaén) De aprendiz de zapatero y de camarero con el famoso ‘Montorito’, el del ‘Rincón Taurino’ de Linares, pasó al mundo del toreo. El trabajo en un ambiente modesto, las clases en las Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia y las capeas en el campo, forjaron al hombre y al torero.

 

1962 Linares
Viste su primer traje de Luces

 

19 de Abril de 1963  Linares

Hace su presentación en la plaza de toros como novillero con picadores el 24 de junio de aquel mismo año se presentó en la Ciudad Condal.

 

El 29 de junio de 1964

Aranjuez. Victorino salió por primera vez a hombros de una plaza de toros. Fue tras una novillada en Aranjuez y el cartel, que inicialmente lo componían, mano a mano, José Fuentes y Vicente Punzón, quedó por baja de Punzón en seis novillos para José Fuentes.

 

10 de mayo

José María Susoni, Curro Limones y José Fuentes....

 

3 de Octubre

Madrid Presentación en la Monumental madrileña. la ganadería de don Antonio Pérez de San Fernando, acompañado en el cartel por los novilleros Agustín Castellano ("El Puri") y Vicente Punzón

 

18 de Abril de 1965 Málaga

Toma la Alternativa en Málaga,. Se la dio Antonio Ordóñez en presencia de Carlos Corbacho y cortó las orejas y el rabo a sus toros. Ganadería de Carlos Núñez. El toro se llamaba “Buenas Tardes”

 

18 de Mayo Madrid

La confirmación la realiza al mes siguiente, concretamente el día 18 de Mayo, siendo sus compañeros de terna los mismos que en su alternativa; el toro en esta ocasión se llamaba “Luminoso”, perteneciendo a la ganadería de Pablo Romero.

 

 1966

Domingo 5 de Junio. Linares.  6 Toros de D. Alipio Pérez-Tabernero Para los matadores de toros, Manuel Cano EL PIREO, JOSE FUENTES Y PALOMO LINARES.

Apoteósico Acontecimiento Taurino

Septiembre Linares.

Toros de Miura, Mano a Mano, El Pireo y José Fuentes., corta 6 orejas y tres rabos, sale en primera página de la Revista El Ruedo acompañado del Gobernador Civil de Jaén  y el Alcalde de la Ciudad.

Puerto de Santa María 2 orejas y 1 rabo

 

1967

18 de Mayo Las Ventas

Confirmación de Paquirri. Con su destacada actuación ese día se abría una leyenda viva de la torería en la feria de San Isidro con la confirmación otorgada por Paco Camino y José Fuentes testificando y lidiando toros de Juan Pedro Domecq.

 

21 de Mayo Toros: Barcelona

P.T.Sanchón.

Chamaco, Curro Romero (pitos en los dos), J.Fuentes.

 

1969

Triunfador de la Feria de Valencia

 

27 de Abril. Monumental de Barcelona

Francisco Ruiz Miguel que toma la alternativa de manos de José Fuentes y en presencia de Miguel Márquez, con toros de la ganadería portuguesa de Pinto Berreiro,

 

12 de Octubre Madrid Vista Alegre.

Un mano a mano con Curro Vázquez, los toros pertenecían al hierro de Bercial

Lima Perú

 

1 de Abril de 1970

Sevilla. Manuel Díaz Rodríguez

Torero de una gran finura y estilo, tomó la alternativa en Sevilla el día 1 de abril de 1970 de manos de José Fuentes lidiando al "Casavena" de la ganadería de Lisardo Sánchez.

 

Pamplona

Seis toros de Pablo Romero para Miguelín (José Fuentes y Manolo Cortés

Seis Toros de Juan Pedro Domecq para, José Fuentes Paquirri y José Luis Parada

Se anunciaron toros de Arcadio Albarán de Badajoz para los espadas José Fuentes, José Luis Parada y Juan Antonio Gaona, nieto de Rodolfo Gaona. Al final con las mismas reses, Parada se cayó del cartel, sustituyéndolo Manolo Ortiz.. José Fuentes (aplausos y pitos), Manolo Ortiz (aplausos en ambos) y el mexicano Juan Antonio Gaona (silencio y vuelta al ruedo por su cuenta).

 

1.973

Se lidiaría otra corrida de Miura, la última de la feria de San Fermín, en el coliseo Monumental de Pamplona, el 14 de julio, bajo lluvia torrencial y una enorme tormenta a partir del quinto. Esta vez los toros no crearon especiales problemas, al estar con escasas fuerzas, aunque siempre estuvieron en la línea de la casa. El linarense José Fuentes estuvo muy gris toda la tarde. Manolo Cortés, el sevillano de Gines, tuvo destellos de su clase en el quinto del que consiguió una benévola oreja que sería muy protestada. El triunfador, sería Antonio José Galán, que hizo las delicias de las peñas y cortó la dos orejas de su primero, con petición de rabo. Premio adicional que sí le sería concedido al matar sin muleta al sexto, Importuno (trofeo Carriquiri de ese año), siendo encunado por la res, algo que repetía con frecuencia el extravagante matador cordobés de Bujalance, al que algunos llegaron a llamar el “loco” Galán. Los mozos le llevaron en volandas por las calles, sin importarles la lluvia, siendo uno de los mayores sucesos de la temporada taurina. No se cortan todos los días cuatro orejas y un rabo en Pamplona.

 

1975

26 de Junio -  Corrida de la Prensa

Ganaderías:

Victorino Martín

Rafael de Paula, José Fuentes, Miguel Márquez. Rejoneador: Gregorio Moreno Pidal

Una oreja para Fuentes y otra para Márquez

Se guarda un minuto de silencio por la muerte del subalterno Antonio Labrador Pinturas.

 

 1976,  26 de junio

Corrida de la prensa Toros de Victorino Martín

 

16 de Mayo. Madrid Las Ventas. San Isidro

En la segunda corrida de feria, celebrada ayer, se lidiaron toros de Gabriel Hernández Plá, para:

José Fuentes, Manolo Cortés y Julio Robles.

Actuación deslucida de José Fuentes. En el segundo, pinchazo y media ladeada echándose fuera (bronca). En el quinto, estocada caída (silencio).

 

1.977

23/08/1977 Barcelona Toros de Manuel, María y Pilar Sánchez Cobaleda. Bien presentados, con poder y nobleza. Alvaro Domecq: Palmas. Joao Moura: Oreja. Dámaso Gómez: Vuelta. Oreja. José Fuentes: Silencio. Pitos. Enrique Patán: Oreja. Palmas.

 

12 de Octubre. Linares.

Volvió a hacer el paseíllo en la plaza de su Linares natal, para encerrarse con seis toros y poner, tras esta gesta, un heroico broche a su andadura torera. Lidió y mató aquella tarde -más bien con escasa fortuna- cuatro reses bravas del hierro de Domingo Ortega, y dos del marqués de Ruchena.

 

4 de Diciembre

Quito “Ecuador. Feria de Jesús del Gran Poder. Salió un encierro de Martínez Uranga, con un peso promedio de 540 kilos. Toreaban José Fuentes, Dámaso González y Edgar Peñaherrera, a quien los toros sobrepasan en altura por lo menos con una cuarta.

Lo impresionante fue que el peón de Dámaso González, corriendo a una mano al toro, hizo que este se estrellara contra el burladero; los pitones estaban tan en puntas, que uno de ellos hizo en la madera un hueco perfecto, como solo pudiera haberlo hecho la broca de un taladro.

 

1.979

Después de una temporada alejado del ejercicio activo de la profesión, volvió a vestirse de torero ,para reanudar una carrera taurina que fue sufriendo mengua de contratos

 

28 de Junio

Plaza: Las Ventas

Eduardo Miura, Victorino Martín, Guardiola Domínguez, Cortijoliva, Celestino Cuadri, José Murube y Palomo Linares -sobrero sustituto del cojo de Cortijoliva-

Toreros:
José Fuentes, Gabriel de la Casa y José Antonio Campuzano

Trofeos:
Campuzano, mejor lidiador; Molina, mejor picador, y "Madriles", mejor banderillero
Incidencias: El Rey presencia el festejo desde la barrera.

 

1.982

3 de febrero de Alicante. Festival Martín González Porras, José Fuentes, José María Manzanares, Enrique Ponce y Joaquín Puga.

 

1990

Un sólo festejo lidiado

 

 1994

Se retira

 

1999

 Écija Sevilla

Vuelve a torear. Está anunciado en Écija (Sevilla) el 18 de junio, junto a Ponce y a El Juli, con toros de Teófilo Segura.

Las previsiones para la temporada son torear 10 ó 12 corridas en España y unas 15 en México en octubre y noviembre.

 

2000

Corta oreja en la plaza de "La Gallosina" de Puerto Real (Cádiz), en la tarde del 3 de junio.

 

2001

Corta oreja en Almería, en la tarde del 8 de abril.

 

2002

Lidia toros en Linares, en la tarde del 12 de mayo.

Lidia toros en Quito, en la tarde del 1 de diciembre.

 

2005: Algeciras

Lidia novillo en festival en Algeciras, en la tarde del 19 de febrero.

 

2006 Guillena (Sevilla)

Es nombrado director artístico de la Escuela de Tauromaquia de Guillena en Sevilla.

2.007 

15 de Septiembre Alcudia de Guadix.(Granada)

27º Aniversario de La plaza de Toros de

Homenaje al torero José Fuentes.

2 Orejas y Rabo

 

 

JOSÉ FUENTES: EL TOREO Y EL FRÍO

 

María Corbacho     Francia  [06/12/2000]

(Nota.- Publicado originalmente en “MT” con fecha 27 de Diciembre de 1983.)

Una semana más, acudimos a la cita con los lectores, una semana más, un diestro pasa por nuestra particular andadura camino de LA RESERVA DEL TOREO. Hoy lo hace JOSE FUENTES y la próxima semana, cerrando el quinteto de los diestros más veteranos del escalafón, tendremos a Gregorio Tébar “El Inclusero”. Con él entornaremos la puerta, nunca debe quedar cerrada, de esta preciada RESERVA, que ha de constituir la necesaria preservación de una “especie” de toreros en peligro de extinción. Ellos son, casi los únicos, que tienen en sus manos la posibilidad de ser el espejo donde se miren los que sintiendo EL TOREO, decidan en el futuro practicarlo, o en su defecto, ser aficionados auténticos del ARTE DE TOREAR. Después del importante descenso y una vez rotas las relaciones con “El Pipo”, recobra el pulso de su vocación, comenzando a definirse, pero llevando casi siempre consigo una cierta frialdad, herencia quizás de su paso por el puesto de “figura”. Desde aquí, intentaremos darle el calor necesario que le pueda alentar y no volver a caer en la tentación de la rutina.

Con JOSE FUENTES, será necesario que hagamos dos apartados diferenciados. En uno habrá que hablar del “esplendor” de cuando toreaba todos los días, y en otro, tendremos que ajustarnos a su realidad vocacional y torera. Ambas cosas podrían significar lo mismo, sin embargo lo vamos a matizar convenientemente. Existe la creencia general, apoyada por casi toda la crítica y el público, como también lo manifiestan los que son o quieren ser toreros, que lo importante es ser “figura del toreo”. Evidentemente no podemos estar de acuerdo con esta tesis, pues es notorio el significado que se le quiere dar, atribuyéndole a la famosa palabrita de “figura”, el logro de todas las metas materiales a que se puede aspirar en cualquier profesión; mucho más en la taurina donde se supone alcanza las mayores cotas de bienestar económico. Esto por sí sólo ya es discutible, como así lo atestiguan recientes declaraciones de matadores-figuras, pero es que además somos contrarios a esta idea-base, entendiendo que esta profesión es algo más que eso, es por encima de todo un arte y como tal, debe ser desarrollada por artistas. He ahí el gran mal que aqueja a la Fiesta en lo que refiere a toreros. Si un artista, ha de basar todos sus logros en conseguir sumar festejos y dinero, deberá lógicamente someterse a toda la presión que el mundo comercial exige, quedando por tanto, en buena parte, adulterado y consecuentemente realizándose mas como “recaudador” que como artista, que dicho sea de paso pero con rotundidad, es la base fundamental de lo que se ha dado en llamar EL ARTE DE TOREAR. Nunca hemos visto que se le llamara “El Arte de Ganar Dinero”.
No estamos en contra de nada ni de nadie, pero, claro está, si no ha de prevalecer EL ARTE, ¡por favor! que le cambien de nombre, al menos nadie se llamará a engaño. Como ya dijimos en la presentación de esta serie, el espectáculo seguirá vigente, de él sacarán los organizadores gran beneficio, pero el daño cultural a algo tan nuestro, será incalculable. Nosotros no queremos “tirar la piedra y esconder la mano”, por ello hemos creado, con gran ilusión y esperanza LA RESERVA DEL TOREO.  Comienza con fuerza su andadura profesional, se le da el trato de “figura” y es “paseado” de feria en feria, se nota la mano habilísima de “El Pipo”. Es en esta su primera etapa cuando alcanza mayor popularidad y logra las metas a las que antes aludíamos; pues bien, no lo sé, solo José podría decirlo, pero quizás sea en esta etapa, donde a base de torear a destajo, rodearse de brillo y cuidados, pierde la esencia de lo que es su natural vocación. La ilusión le flaquea al conseguir todo lo que se propone y le proponen, comenzándose a hablar, pasados los primeros años, de su ya archipopular frialdad.

Naturalmente logró, en primera instancia, aquello por lo que él creía soñar, pero, había un pero, el arte no se fabrica, sino que se siente y José se ve obligado a “pasar” del sentimiento. Es una carrera sin freno, sin pausa, como así lo requiere todo lo que se realiza sobre la base comercial. Un buen día se le “agotan las pilas” que el hábil taurino le ha colocado y se queda solo, ¿sólo con qué?, sencillamente ni lo sabe. Ahora hace falta la pausa que nunca tuvo, hace falta reconsiderar su afición, que renazca de nuevo la vocación de artista que le hizo freno en su carrera y con ello un cambio de mentalidad, prudente y necesaria, cara a poder transmitir sin prisas lo que siente. Los toreros considerados artistas, nunca fueron grandes aficionados a las “carreras”, así lo demuestra la historia y así lo están demostrando los que van pasando por estas páginas. Otros, si pueden llevar ese ritmo, pero esa es otra historia.

Tras la pausa, surge JOSE FUENTES de nuevo, ahora solo quiere ser TORERO, piensa y siente de otra manera. Sabe, pues lo ha vivido, que las prisas no son buenas, que es factible conjugar lo artístico y profesional, dedicándose a ello con mayor empeño e ilusión. Así también lo entendemos nosotros, reclamando el sitio que les corresponde a los artistas del toreo, con independencia de su ambición personal o deseos de notoriedad pública; pues bastante es que nos ofrecen lo mejor de sí mismos, sin adulterarse, como corresponde a todo el que se siente artista, pero no por ello van a dejar de vivir de su profesión. Con el cambio todos salimos ganando, encontrándonos un Fuentes más maduro y vocacional, aunque la fuerte huella y el cartel de frialdad que le han colgado siga pesando.

El ha dado muestra ya del cambio experimentado, basta como ejemplo su esforzada y tenaz rehabilitación para continuar siendo útil al toreo tras el percance de Barcelona. Ahí está la prueba de su vocación torera, nadie podrá decir que es el dinero a ganar el que le ha movido a luchar desesperadamente con su “suerte”. Ha sido, que duda cabe, el sentirse Torero, algo difícil de entender, si previamente no se nace para ello. Su “frío” se puede y debe tornar en calor. No seremos nosotros quienes le enfriemos más; el apoyo y el calor que como torero necesita, habrán de dárselo los contratos y su propia línea a seguir. Nosotros desde aquí, le mandamos calorías que le alienten, animándole, cara al futuro, con su entrada en nuestra particular RESERVA DEL TOREO.

Es este otro eslabón de la cadena. Un eslabón importante, pues a sus condiciones toreras, habrá que añadir que es un consumado estoqueador; uno de los pocos que, en los últimos tiempos, mejor ha manejado la espada, siendo para nosotros muy importante, para abarcar todo el muestrario de suertes que desde LA RESERVA queremos que se impartan en el futuro.

 

AL MAESTRO JOSE FUENTES

Por Manolo Troya

Desde mi inicio como espectador a la fiesta de los toros y gracias a ese buen aficionado como fue mi padre, unas de las primeras sensaciones grandes que tuve, fue la del respeto y admiración que me imponía ese torero llamado JOSE FUENTES.

Con el paso del tiempo, me voy madurando como aficionado, preocupado porque la fiesta de los toros sea lo más verdadera posible, quizás porque no, un poco romántico hacia todos estos toreros veteranos que por desgracia han dejado de torear.

Decir maestro Fuentes es, oler a toreo del bueno, una tauromaquia diferente debido a esa gran personalidad que como torero ha derramado por los ruedos. Comentan los grandes "entendidos", que ha sido un torero frío, falto de ambición, pero no será que a este torero se le ha exigido demasiado en comparación con otros toreros con vitola de figuras del toreo sin la calidad que este torero imponía.

Para describir el toreo del Maestro, empezaríamos por resaltar su calidad artística, esa técnica depurada que imprevisiblemente sacaba a relucir ante el toro, donde retoñaba la armonía y la suavidad y floreaba la personalidad. Dentro de su tauromaquia destacar ese toreo lento y armónico que tenía en la muleta y sobre todo en la mano izquierda (muy verdadero), esa forma tan pura de interpretar la suerte suprema, que si en muchos casos no ha sido efectiva, si ha sido espejo fiel de cómo hay que matar un toro, sin olvidarnos de ese capote que manejaba con elegancia gracias a esas muñecas que atesoraba templanza.

El toreo del Maestro siempre se dijo que era amanoletado, razón no faltaba, pero desde mi punto de vista manifestaba en muchos momentos todas las escuelas del toreo, castellana, rondeña, sevillana y también incluso connotaciones del toreo agitanado.

Desde aquí mi homenaje hacia ese torero, por haber ilusionado los corazones de los aficionados, llenarlos de sentimientos y demostrarnos que el toreo bueno existe.

Foro de la Asociación El Toreo En Red-Hondo. Año 2.008

 

 Hablaba en el mensaje con la foto del rejoneador Moreno Pidal de aquel fino torero que fue José Fuentes y preguntaba si los foristas lo recordaban. En los san Isidro de finales de los años setenta era un fijo. Aquí se le ve interpretando la verónica a un toro de Victorino Martín (26 de junio de 1976, corrida de la prensa). Saludos desde Tarragona.

 

Comentarios  de aficionados

 

Torero fino y elegante. Ha pasado a la historia por ser un auténtico virtuoso del pico. Hombre, es verdad que metía pico y se lo cantaban en Madrid, pero fue un buen torero de gran empaque y un gran capote por verónicas. En lo que no estoy de acuerdo es en que lo comparaban con Manolete. Fue una propaganda que le hizo su apoderado y después suegro "El Pipo", que anunciaba a José Fuentes cuando comenzaba diciendo "...Linares se lo llevó, Linares nos lo devuelve...". Ha sido mentor a sueldo de novilleros por Andalucía y ahora es Profesor de una Escuela Taurina, no recuerdo donde. Despilfarró mucho dinero, mal aconsejado... pero a mi me gustaba como torero.

Realmente José Fuentes fue el Rey del Pico y vaya pico, pero comparado con lo que se ve hoy en general solo puedo decir BENDITO PICO, como del Viti se decía BENDITO CODILLEO.
El Rey del pico fue Paquito muñoz al que apodaban "cariñosamente" Piquito Muñoz.
Pero realmente esto del pico o de la pala me parece un poco exagerado siempre. Los más puristas ven picos por todas partes y no tienen tiempo de disfrutar de las faenas. El toreo es emoción y si vamos a la plaza a examinar a un torero con el cruzaíto, el fuera cacho o el breakingdance estamos perdidos. Jamás encontraremos un torero que haga todo como mandan los cánones sencillamente por que es imposible. El torero está frente un animal a veces imprevisible y no ante un robot al que instrumentar todo un tratado de tauromaquia. Para saber ver toros realmente hay que dejarse llevar y lo demás viene solo.

Lógicamente lo que a mi me emocione a otra persona no lo hará y al contrario también. Pero el toreo puro casi siempre pone a todos de acuerdo.

José Fuentes fue todo un artista y un pedazo de torero que muchos quisieran parecerse a él aunque fuera solo un "piquito".

Lo del Viti y su codilleo es por que el Maestro tenía un defecto (no recuerdo si por una cornada o por qué) en su codo izquierdo y no tenía más remedio que encoger el brazo pues no podía estirarlo más. Comentario de Raúl Aranda en una entrevista. A mi padre le gustaban los toros. Era aficionado. Recuerdo que me llevó a tres o cuatro toreros. Una vez  vi a José Fuentes y me impactó de tal manera que tuvo mucho que ver con mi pasión por la fiesta. Poseía una personalidad fuerte, tan fuerte, que despertó en mí una inmensa sensación de admiración. Años después, coincidimos en la plaza y se lo dije. Nos hicimos íntimos amigos.

10/10/08 Utebo - Monzalbarba

 

El Maestro José Fuentes

 

Ayer, cosas de la vida, me fui a los toros. Los benditos de mis jefes me invitaron otra vez y...¡otra vez un coñazo de corrida!.

Lo único que la salvó fue que me tocó estar sentado al lado del maestro José Fuentes, torero que tomó la alternativa en 1965 y que se retiró hace unos años.

¡Cómo disfruté oyendo los comentarios que hacía sobre los toros y toreros!

Ese toro se va a venir arriba en banderillas (y se venía), ..., Ese chaval no tiene idea, le tendría que dar un poco más de distancia al toro para que humille (y el toro no humillaba y levantaba la cabeza), ...

Total, que una vez más...

 ¡QUÉ MIERDA DE CORRIDA!

Cuando José Fuentes metía el pico

La escena de las tijeras

Alfonso Navalón

 

El abuso del pico de la muleta para engañar a los toros y al público arranca de la época de Manolete pero el que lo implantó como base de sus faenas fue Paco Muñoz, un torero madrileño de mucho cartel que rápidamente ganó millones para comprarse una gran finca, cerca de Peñaranda de Bracamonte. Se supone que Paco murió trágicamente suicidándose desde el puente del Tajo de Toledo pero hay fundamentos para pensar que vive en Méjico porque el cadáver nunca fue identificado legalmente y hay testigos de verlo acogido en el rancho de Cantinflas. Tanto se especializó en lo del pico que lo llamaba PIQUITO Muñoz.

 

El que le dio el empujón definitivo a la trampa fue José Fuentes que cargó con el sambenito mientras lo practicaban todos los demás. En Madrid la tomaron con Fuentes y en cuanto empezaba a citar en los tendidos tronaba el grito de “Picooooooooo” hasta sacarlo de quicio y tener que cortar las faenas. En un San Isidro la gente empezó la bronca desde el principio de la faena. Fuentes trataba de rectificar y hacia alardes de citar con la muleta plana. Se callaba el público pero a los tres pases volvía a las andadas porque tenía muy arraigado el vicio. No sabiendo cómo calmar al público tuvo el gesto teatral de irse a la barrera y pedirle al mozo de espadar unas tijeras. Le cortó más de una cuarta al pico de la muleta y volvió al toro entre las aclamaciones del público que valoraba aquello como un sincero arrepentimiento. Pero al pase siguiente la bronca sonó todavía más fuerte. Efectivamente, Fuentes cortó la tela pero volvía a citar con la muleta atravesada. Como le faltaba tela el toro no iba tan lejos pero seguía el truco. La plaza no se dejó engañar y con aquella facilidad que tenían para improvisar cantinelas cantaron a coro: “¡Tampoco es eso!” para demostrarle al torero que no se arreglaba con contar un trozo de la muleta si no en colocarla plana, para no echar al toro fuera.